La televisión por cable, comúnmente llamada simplemente cable, es un sistema de servicios de televisión prestado a los consumidores a través de señales de radiofrecuencia que se transmiten a los televisores fijos a través de fibras ópticas o cables coaxiales. 

La tramitación de las licencias para la explotación de estos servicios, el diseño de la red junto con la planificación del despliegue de la misma y la selección de los equipos a utilizar son son factores determinantes para el exito de este tipo de servicios.