Un Gap Filler o Reemisor de TDT es un dispositivo cuya función es, principalmente, cubrir los huecos en la cobertura de una red TDT.

La función principal de Gap Filler es recibir la señal de TDT, demodularla, regenerarla y amplificarla y volverla a emitir por el mismo canal en que la ha recibido. Es decir, los canales utilizados para la recepción y emisión son los mismos.

Estos dispositivos se utilizan para dar cobertura en zonas de sombra donde no llega la señal de la TDT. Estas zonas de sombra pueden ser debidas a un edificio, una montaña o una colina que oculten esa zona a la emisión TDT.

El sistema debe situarse en una ubicación donde se reciba la señal de TDT y desde la que se pueda iluminar la zona requerida. Estas zonas pueden ser tanto extensas, por ejemplo un municipio o población, como reducidas, por ejemplo una zona dentro de una ciudad.

Dependiendo del emplazamiento y el servicio que deben prestar se pueden encontrar en el mercado varios tipos de gap fillers. Estos van desde simples dispositivos autosoportados (tipo mochila) hasta infraestructuras más complejas compuestas por torretas, antenas y casetas.

Los equipos de procesado se instalan en una caseta construida especialmente para esta función, asegurando las condiciones de funcionamiento. Las antenas se sitúan en una torreta con la altura necesaria para la recepción y retransmisión de la señal. También deben disponer de una acometida eléctrica o instalación de energía solar autónoma que la supla.

Este tipo de instalaciones, al menos las de mayor tamaño, requieren un proyecto técnico, que a partir de las mediciones iniciales y sobre un mapa de cobertura determine valores como la ubicación del Gapfiller, la potencia de emisió que garantice la cobertura a la zona de sobra a cubir.