La explosión del sistema operativo Android está permitiendo que cada vez se fabriquen terminales con características de alta gama a un precio muy ajustado.

El nuevo teléfono permite las conexiones wifi, bluetooth y GPS

El fabricante chino ZTE ha creado su modelo Skate, que se venderá en exclusiva con Movistar, sin prescindir de extras.

Salvo el procesador de 800 megahercios, el resto de características compiten al mismo nivel que modelos de Samsung y LG, solo que Movistar lo ofrece entre 59 y cero euros, siempre que se contrate una tarifa de voz y datos. También saldrá para contratos de prepago.

A diferencia de sus competidores, la versión de Android que presenta (2.3, la última) no tiene aditivos. ZTE lo muestra tal cual, sin la clásica interfaz que suelen incluir los fabricantes. Especialmente HTC.

El teléfono presenta una generosa pantalla de 4,3 pulgadas, pesa 148 gramos y mide 1,35 milímetros de grosor. El fabricante chino insiste en el trabajo realizado en la mejora en la duración de la batería, punto débil de los teléfonos inteligentes.

Como es habitual, además de permitir conexión wifi, bluetooth y GPS, incluye cámara de vídeo y fotos de cinco megapíxeles.

He Shiyou, consejero delegado de móviles en ZTE, considera este aparato como estratégico para su expansión en España, cuyo diseño cree que agradará especialmente a los jóvenes.

En el primer trimestre de 2011, la empresa china ha vendido 35 millones de teléfonos en todo el mundo, de los cuales 2,3 millones fueron en el mercado europeo.

El crecimiento de ZTE ha ido de la mano de Android, el sistema operativo de código abierto de Goo-gle. Sin embargo, la compañía no se limita a trabajar con este sistema operativo.

"El año que viene haremos teléfonos con Windows Phone 7 de Microsoft. Y también estamos abiertos a hacer tabletas con el software de Microsoft", aclara el directivo de ZTE. "Queremos", añade, "hacer una oferta competitiva para todos los gustos".

Shiyou valora la compra de la unidad de móviles de Motorola por parte de Google como un movimiento positivo.

"Podría parecer un contrasentido, porque es un competidor, pero va a reforzar la competencia con Apple y nos ayuda a los que queremos crear teléfonos para todos los gustos. Es un buen apoyo", concluye con optimismo.


ROSA JIMÉNEZ CANO- Madrid - 26/09/2011